Las estrías, secuelas de la ruptura de la piel, hoy tienen solución. Con la Carboxiterapia, logramos oxigenar la piel, al mismo tiempo que regeneramos colágeno y elastina, disminuyendo la apariencia de las mismas. Lo complementamos en conjunto con el uso de exfoliación con AHA’s, y/o Microdermoabrasión para obtener una piel radiante, homogénea y sin estrías.