Grasas localizadas: La acumulación de grasa en zonas como el abdomen, caderas altas, espalda o muslos, suele ser compacta y no se elimina con ejercicios. Para ello contamos con tratamientos sin cirugía que producen la reducción y eliminación de la grasa localizada, logrando un cuerpo esbelto y libre de los indeseados “rollitos”. Estos tratamientos incluyen:

  • Carboxiterapia: Es una de las técnicas más eficaces basadas en la aplicación de CO2 en el tejido graso bajo la piel. Mejora la micro circulación, activa el drenaje linfático, y oxigena el tejido lo que permite la desaparición de la fibrosis (grumos en la piel) y la reducción de la grasa acumulada.
  • Velasmooth con ELOS: Tecnología que drena los líquidos retenidos (edema), produciendo un aumento en la circulación sanguínea oxigenando y nutriendo la piel, permitiendo la eliminación de las toxinas con mayor facilidad.
  • Mesoterapia: Es una técnica para el tratamiento de celulitis, quemar o eliminar grasas en lugares específicos. Este tratamiento se aplica mediante microinyecciones en la piel de la zona a tratar, se administra en varias sesiones, percibiéndose de forma progresiva, unos resultados espectaculares.

Celulitis: En Nova Skin contamos con la única tecnología certificada por FDA para la reducción de celulitis. Según el grado y tipo de celulitis, y con una asesoría multidisciplinaria de médicos, nutricionistas, psicólogos y fisioterapeutas, se determina el mejor tratamiento utilizando:

  • Velasmooth con ELOS: Aprobado por FDA para el tratamiento específico de celulitis, pues aplica radiofrecuencia e infrarrojos que mejoran la micro circulación y estimulan la formación del colágeno, combatiendo la flacidez y la celulitis.
  • Carboxiterapia: Es una técnica basada en la aplicación de CO2 en el tejido graso bajo la piel, mejora la micro circulación, activa el drenaje linfático y oxigena el tejido favoreciendo la desaparición de la fibrosis y por consiguiente la reducción de la celulitis.
  • Ultrasonido: Al ser aplicado sobre la piel genera calor lo cual favorece la circulación. Adicionalmente estimula la eliminación de sustancias de desecho y líquido acumulados (drenaje linfático).